jueves, 1 de junio de 2017

La Evolución de la Conciencia Humana ~ De Ervin Laszlo ~



La Evolución de la Conciencia Humana ~ De Ervin Laszlo ~

Texto traducido del Inglés por Tahíta



Ve cómo resuenas con las 16 características del nivel evolucionado de conciencia humana, tal como lo describe Ervin Laszlo ...

1. Soy parte del mundo. El mundo no está fuera de mí, y yo no estoy fuera del mundo. El mundo está en mí, y yo estoy en el mundo.

2. Soy parte de la naturaleza, y la naturaleza es parte de mí. Yo soy lo que soy en relación y comunión con todos los seres vivos. Soy un todo irreductible y coherente con la red de vida del planeta.

3. Soy parte de la sociedad, y la sociedad es parte de mí. Soy lo que soy en mi relación y comunión con mis compañeros humanos. Soy un todo irreductible y coherente con la comunidad de seres humanos en el planeta.


4. Soy más que un organismo material de piel y hueso: mi cuerpo y sus células y órganos son manifestaciones de lo que es verdaderamente yo: un sistema dinámico auto-sustentable y auto-evolutivo que surge, persiste y evoluciona en interacción con todo a mi alrededor.

5. Soy una manifestación evolucionada del impulso hacia la coherencia y la totalidad en el universo. Soy la misma esencia, el mismo espíritu que es inherente a todas las cosas que surgen y evolucionan en la naturaleza, ya sea en este planeta o en otro lugar en los infinitos alcances del espacio y del tiempo.



6. No hay fronteras y divisiones absolutas en este mundo, sólo puntos de transición donde un conjunto de relaciones rinde prevalencia a otro. En mí, en este sistema de auto-mantenimiento y auto-evolución de la coherencia y la totalidad, prevalecen las relaciones que integran las células y los órganos de mi cuerpo.

7. La identidad separada que atribuyo a otros seres humanos y otras cosas no es más que una convención conveniente que facilita mi interacción con ellos. Mi familia y mi comunidad son tanto "yo" como los órganos de mi cuerpo. Mi cuerpo y mi mente, mi familia y mi comunidad, son elementos interactuantes e interpenetrantes, variadamente prevalentes en la red de relaciones que abarca todas las cosas en la naturaleza y en el mundo humano.



8. Toda la gama de conceptos e ideas que separa mi identidad, o la identidad de cualquier persona o comunidad, de la identidad de otras personas y comunidades son manifestaciones de esta conveniente pero arbitraria convención. No hay "otros" en el mundo: todos somos sistemas vivientes y todos somos parte del Uno.

9. El intento de mantener el sistema que conozco como "yo" a través de la competencia despiadada con el sistema que conozco como "tú" es un grave error: podría dañar la integridad del conjunto abarcador que enmarca tanto tu vida como la mía. No puedo conservar mi propia vida y la totalidad dañando una parte de ese todo, aunque parezca que me diera una ventaja a corto plazo. Cuando te hago daño, o a cualquier otra persona que me rodea, me hago daño.

10. La colaboración, no la competencia, es el camino real hacia la totalidad que marca los sistemas saludables en el mundo. La colaboración exige la empatía y la solidaridad, y finalmente el amor. Somos parte del mismo todo y por lo tanto somos parte del uno en el otro.

11. La idea de "autodefensa", incluso de "defensa nacional", necesita ser repensada. El patriotismo si pretende eliminar a los adversarios por la fuerza, y el heroísmo, incluso en la ejecución bien intencionada de ese objetivo, son aspiraciones erróneas. La comprensión, la conciliación y el perdón no son signos de debilidad: Son signos de valor.

12. "Lo bueno" para mí y para cada persona en el mundo no es la posesión y acumulación de riqueza personal. La riqueza, en dinero o en cualquier recurso material, no es sino un medio para mantenerme en mi entorno. La riqueza exclusiva es una amenaza para todas las personas de la comunidad humana.

13. Más allá del conjunto sagrado que reconocemos como el mundo en su totalidad, sólo la vida y su desarrollo tienen lo que los filósofos llaman valor intrínseco; Todas las demás cosas tienen un valor meramente instrumental: el valor en la medida en que agregan o mejoran el valor intrínseco. Las cosas materiales en el mundo y las energías y sustancias que albergan o generan sólo tienen valor si contribuyen a la vida y al bienestar en la red de vida en esta Tierra.

14. La verdadera medida de mi logro y excelencia es mi disposición a dar. No la cantidad de lo que doy es la medida de mi logro y excelencia, sino la relación entre lo que doy y lo que mi familia y yo necesitamos para vivir y prosperar.

15. Toda persona sana tiene placer en dar: Hay un mayor placer en dar que en tener. Estoy sano y entero cuando valoro el dar más que el obtener. El compartir mejora la comunidad de la vida, mientras que poseer y acumular crea demarcación, invita a la competencia, y alimenta la envidia. La sociedad que comparte es la norma para todas las comunidades de la vida en el planeta, La sociedad que aspira solo tener  acumular es típica sólo de la humanidad moderna, y es una aberración.

16. Reconozco la aberración de la humanidad moderna fuera de la norma universal de coherencia en el mundo, reconozco mi papel en haberla perpetrado y prometo mi compromiso de restaurar la integridad y la coherencia al volverme íntegro: todo deriva de  mi pensamiento y mi actuación, de mi conciencia.

Si sientes que coincides con algunas de estas ideas, tienes los fundamentos de la conciencia de Unidad. Y si coincides con todo, ya posees esta conciencia crucial.

~ De Ervin Laszlo ~
Texto traducido del Inglés por Tahíta


Fuente : Akasha Think (aka, la Unidad de Conciencia)
https://creativesystemsthinking.wordpress.com/

No hay comentarios: